Busca en nuestro blog

Publicado: 30/01/2019 Categorías. Clásico Renovado , ESTILOS , IDEAS , Moderno , Nórdico , Rústico

El recibidor, espejo del alma de tu casa.

Es importante crear espacios que resulten acogedores, comenzando por la primera estancia que vemos nada más entrar en casa: el recibidor. Hay mil formas de decorar, sólo se trata de encontrar tu propio estilo y dar rienda suelta a tu imaginación para que la entrada a tu hogar sea digna de recordar.

Sensación de luminosidad

Se consigue con el uso de colores claros que potencien la luz que reciba.

Los recibidores que cuentan con luz natural, se pueden permitir romper con algún elemento con tonos más intensos. En este caso el mueble y la lámpara de madera junto a la alfombra de esparto contrastan con el blanco dominante de la entrada.

Una pared decorada con varios objetos

Espejos, cuadros, letras, relojes, complementos "deco" de mil y una formas con volumen... Piezas clave que darán estilo al recibidor.

Puedes resaltar una de las paredes con un espejo alto  apoyado en la misma, muy útil para comprobar tu "look" antes de salir de casa. ;)

Alfombras en el recibidor

De lana, algodón, fibra... Lo mejor es que sean de materiales resistentes o lavables ya que soportarán bastante paso.

Las alfombras son perfectas para cubrir la zona central del recibidor sobretodo en los más grandes.

Percheros para los abrigos

Muy prácticos, pero ¡ojo! no se colocan para acumular abrigos. Solo para dejar el del día o los de las visitas.

Elige un diseño que luzca estilo cuando tu perchero se quede "desnudo".

El toque más natural: Plantas y flores

Dan vida a cualquier espacio y no pueden faltar en tu recibidor, ya sean naturales y frondosas o artificiales puestas en un jarrón, suman ese toque natural que no puede faltar en la decoración de cualquier espacio. Si no viste nuestro blog anterior que precisamente hablaba de cómo decorar con jarrones, aquí  tienes el enlace a algunas ideas.

Adorno sobre el mueble principal

No lo satures. Escoge 3 elementos: una lámpara, un jarrón y una bandeja con unas velas de diferentes tamaños. O bien un jarrón, una caja y un cuadro apoyado. Varios adornos pequeños agrupados cuentan como uno. 

Pocos metros, mucha elegancia

En muy poco espacio se ha creado un recibidor lleno de sencillez y elegancia. Una mesa baja de forma semi-circular encabeza la entrada. El espejo, imprescindible, aporta profundidad al recibidor y el conjunto de tonalidades se entremezclan perfectamente creando un ambiente que inspira "HOGAR DULCE HOGAR"

Piedra y madera

Esta entrada inspira mucha personalidad con muy pocos elementos pero muy bien definidos. Un contundente espejo redondo destaca sobre una pared de piedra y la realza aún más si cabe, mientras que la banqueta en tono gris añade un toque de relax a todo el ambiente.

 

Un recibidor de campo

En este caso y aprovechando el hueco de la escalera se ha creado este recibidor con una pieza única como protagonista. Una gran mesa de madera pintada en verde decapado, un delicado ramo silvestre junto a un portavelas y unos jarrones decorativos refuerzan el sabor campestre de esta entrada.

Algunos consejos más...

Recibidores pequeños:

Es importante elegir tonos claros y unificar todos los elementos ( paredes, techo, puertas, alfombras etc.). Eso aportará más sensación de luminosidad y amplitud. Es fundamental mantener el recibidor despejado y resolver tus necesidades de almacenaje en un único mueble. Concentra la atención de la decoración en las paredes. Papel pintado, espejos o alguna pintura decorativa.

Recibidores clásicos:

Planifica una distribución ordenada, apuesta por muebles de madera o butacas tapizadas y espejos con marcos trabajados, reparte simétricamente los cuadros.

Recibidores más actuales:

Evita usar elementos decorativos grandes, es mejor una solución de piezas funcionales y de líneas limpias. Elige los materiales y complementos con aspecto acogedor para evitar un resultado frío. 

¿Qué lugar ocupa para ti el recibidor en casa? ¿Cómo decorarías la entrada de tu casa?

Comparte este contenido

Añadir un comentario

 (con http://)