Busca en nuestro blog

Publicado: 05/04/2019 Categorías. Clásico Renovado , Decoración , Ecológico , ESPACIOS , ESTILOS , IDEAS , Iluminación , Industrial , Moderno , Nórdico , Papel pintado , Papel y vinilos , Rústico , Tapizados , Textil , Vintage

¿No sabes qué hacer con el pasillo?

DI NO A LA MONOTONÍA

A veces hay que romper la simetría. Si colocas los cuadros simétricamente en un pasillo solo lograrás hacerlo más aburrido. Deja volar tu imaginación y experimenta con diferentes formatos, tamaños, alturas y colores.

GANA ESPACIO

Por Sus propiedades reflectantes el espejo es un gran aliado para ganar (visualmente) espacio y luz. Pruébalo también en el pasillo cubriendo una de las paredes por completo con uno de ellos.

 

CONTEMPLAR EL PAISAJE

El pasillo, en una casa, es de por sí una estancia aburrida por naturaleza. Con un papel pintado podemos darle protagonismo y personalidad a una zona que vamos  a transitar de forma continua. Un papel pintado con el motivo de un bosque y unas golondrinas de cerámica colgadas que salen de las copas de los árboles para emprender su ruta.

Destacan los apliques a pared que, a lo largo del pasillo, iluminan dando vida a este espacio.

alfombra de pasillo hippie

UNA ALFOMBRA QUE DA COLOR

En este pasillo con armarios empotrados monocolor blanco roto, de estilo neoclásico, la alfombra Kilim crea el contraste necesario para romper con la monotonía de una zona de paso. La luz que proviene del fondo es muy importante para ayudar a ampliar el espacio.

UNA LIBRERÍA BAJA QUE ES UN BANCO

En este pasillo, la librería baja sirve de apoyo a la pared de cristal que comunica con el comedor y, a la vez, su superficie hace de repisa o, incluso, puede habilitarse con unas colchonetas como un práctico banco. 

PASILLO DECORADO CON PAPEL PINTADO Y MOLDURA.

Es una opción económica dividir las paredes del pasillo en dos zonas claramente diferenciadas por una moldura blanca: la parte inferior revestida con papel vinílico de color arena para evitar rozaduras y la parte superior pintado de un tono claro.

Esta solución es  fácil de aplicar por uno mismo y que transformará el pasillo por completo. Para un mejor acabado, puedes colocar un listón en la parte inferior que enlace con el parque del suelo como se ha hecho aquí.  El toque final lo puedes dar con una alfombra de fibra natural y una cesta a juego para ocultar aquello que no sabes donde poner. 

UN MUEBLE BAJO A LO LARGO DEL PASILLO

Es un recurso que permite sumar muchísima capacidad de almacenaje y, al tratarse de un mueble bajo, no crea sensación de agobio. Píntalo igual que las paredes, como aquí, y aligerarás su peso visual y lo integrarás mejor en la decoración. Además, puedes usar su sobre como repisa para colocar desde cuadros apoyados hasta objetos decorativos. 

 

 

UN PASILLO DECORADO CON MUCHO MIMO

Este pasillo demuestra que no es necesario contar con muchos metros para decorarlo con sumo detalle. Aquí, por ejemplo, se ha optado por poner una consola de madera envejecida, que suma elegancia al espacio, y se ha completado con una lámpara que le da carácter, un jarrón, cajas porta objetos y cuadro apoyado. Todo ello rematado por una alfombra de sisal que aporta una pincelada de naturalidad.

Comparte este contenido

Añadir un comentario

 (con http://)